Bush y Stone Temple Pilots: El grunge nunca murió

Compartir

Fue un concierto memorable, parecía tener poca expectativa pero al final el evento estuvo lleno, con dos bandas entregadas, que aunque tuvieron su mayor auge en la época de los años noventa, no están apelando al “factor nostalgia”.

Ellos buscan tener vigencia y la tienen, al menos en sus conciertos en vivo, el Frontón México vivió una gran noche, llena de rock y de potencia. Sí fue una noche que trajo recuerdos, pero que también nos mantuvo con la mente en el presente, nos recordó porque amamos el rock.

Stone Temple Pilots y Bush, dos bandas que han dejado éxitos y que parece que toman un segundo aire se apoderaron del frontón México, no fueron los mas mediáticos de la época grunge. A pesar de eso mucha gente vino a verlos, vino a conocer a Gavin Rossdale y a recordar a Scott Weiland (QEPD), a saltar con “Machinehead” y a corear “Plush”.

No estuvo nada mal para haber sido un domingo en la noche, el rock no conoce de horarios. Hubo dos bandas abridoras, para mi gusto desentonaban un tanto con los grupos estelares, una muy metalera: Pressive y otra demasiado pop: ATMA. En otro estilo de concierto pudo haberles ido mejor en mi opinión, hoy tenían la vara muy alta con un estilo efectivo de rock duro, de voces graves y guitarras distorsionadas.

Turno de Stone Temple Pilots

El el turno de Stone Temple Pilots, los hermanos De Leo de gran experiencia para tocar en todos lados, fueron de uno de los frontman mas mediáticos de los noventas como Scott Weiland.

Desafortunadamente sabemos el desenlace de su historia. Ellos deciden seguir su camino y se apoyan en Jeff Gutt para reemplazar a Weiland. Si no es lo mismo y a ratos Gutt imita muchos de los movimientos de su antecesor. Lo hace bien siendo honestos, tiene calidad vocal, y aunque sabemos no es lo mismo que el primer y acaecido vocalista, Jeff Gutt cumple bastante bien haciendo un homenaje a las mejores épocas de los Pilots.

Coros enormes en la ya mencionada “Plush”, eso fue uno de tantos momentos que nos dejaron “Big Empty” o “Interstate Love Song” son pequeños himnos que sin duda agradan al publico, y Jeff Gutt tiene a bien subirse a las gradas para posteriormente tirarse en medio de la gente, ante la mirada orgullosa de los hermanos Dan y Robert De Leo.

El cierre de la noche con Bush

Los encargados de poner punto final fueron Bush, considerados como una de las bandas mas “ligeras” del grunge en aquel tiempo. Pues podría decirse que si porque su música no es tan pesada, pero en el escenario son una potencia.

Gavin Rossdale es casi un mesías cuando esta al frente de su banda. Iniciaron su presentación con “Machinehead” y aunque si se notó que iba mas gente a ver a los Pilots, a ellos no les importo.

La energía con la que surgen es suficiente para mantener la atención del publico. Temas como “Everithing Zen” y un fabuloso cover a “Come Togheter” clásico de los Beatles, “Swalloweed” otra rola que provoca la locura y que hace que Rossdale suba a las gradas como anteriormente lo hizo Gutt pero lo llevó a otro nivel al meterse literalmente en medio de la gente; recibió abrazos de varias fans y el lo disfrutaba, disfruta ser un cantante de rock, llega el cierre con “Glycerine” y con “Comedown” fueron los puntos suspensivos a una noche genial, que quedara en mi recuerdo bastante rato.

¡Síguenos en redes sociales!
Compartir
Close